Altas temperaturas y descenso de los niveles de oxígeno en el agua, causantes de la alta mortandad de peces en los ríos de la región


Las autoridades provinciales recomiendan no consumir piezas muertas que se encuentren en las orillas de los ríos o peces que resulten de fácil captura, ya que la carne de estos animales se descompone rápidamente, y su consumo supone un riesgo para la salud humana.

Los primeros estudios indican que el nivel de oxígeno en las aguas ha bajado súbitamente: es de hasta del 15 por ciento de saturación, cuando debería ser del 70 por ciento. Tampoco se descartan escenarios de contaminación, ya que los desbordes de los ríos hacen que el agua ingrese en zonas en las que hay mayor cantidad de materia orgánica en descomposición (y eventualmente sustancias tóxicas no orgánicas) y al retornar a su curso arrastran estos elementos, que podrían afectar el delicado equilibrio del ambiente de los peces.

A continuación, el reporte completo de la Subsecretaría de Recursos Naturales de la Provincia:

Ante la actual situación que involucra mortalidad de peces, observados en los últimos días en ambientes acuáticos de la provincia el personal de la Dirección de Fauna junto con el personal de la Administración Provincial del Agua (APA) realizó inspecciones registrando información y tomando muestras para su análisis.

Los episodios comenzaron el 14 de enero cuando en el Rio Negro las autoridades provinciales del Ministerio de Planificación y Ambiente, junto con el APA y el Municipio de la ciudad advirtieron la situación. Posteriormente el fenómeno se empezó a replicar en diferentes puntos de la provincia hasta el 1 de Febrero.

Las muestras que se realizaron fueron obtenidas en el Rio Negro, Rio Tragadero, Riacho Antequeras, Riacho Ine, Rio Quia, Arroyo Changui Genade, Laguna Timbo y el Rio Paraguay, lo que implicó que los inspectores y profesionales del Gobierno realicen los operativos en zonas cercanas a las localidades de Resistencia, Puerto Bermejo, Puerto Las Palmas y la Isla del Cerrito. El proceso de monitoreo continuará toda la semana por otras localidades.

CONCLUSIONES PRELIMINARES
La abrupta alteración del medio de los peces está directamente relacionada con el crecimiento excesivo del caudal de los principales ríos de la región, sumado a las grandes precipitaciones que se registraron en los últimos 15 días equivalentes a más de un cuarto de los niveles medios anuales.

Esta situación produce el avance de las aguas en zonas que normalmente no están cubiertas de agua, y provocan un proceso de descomposición de materia orgánica por la situación de inundación y las altas temperaturas y al descender las aguas, intoxicadas por el excesos de materia en descomposición se concentran en los cursos de agua, y producen gran mortalidad de peces.

De los resultados preliminares del análisis efectuado, se puede concluir que estas condiciones provocaron un descenso en el oxígeno disuelto, que es de vital importancia para los peces, produciendo intoxicaciones que provocan grandes pérdidas en las poblaciones de todas las especies, especialmente aquellas que viven en relación más directa con ambientes costeros.

Los valores de Oxígeno disueltos que se registraron son excesivamente bajos, ya que estos corresponden a niveles de entre un 15 a 20 % de saturación, en contraste con los valores normales que deberían ser de un 70 % o más. Estos valores son muy cercanos a una situación de anoxia (ausencia de oxígeno), situación letal para peces.

Igualmente con el pasar de los días se concluirán con los resultados de laboratorio que aportaran más elementos.

ANÁLISIS DEL INSTITUTO DE ICTIOLOGÍA
De las muestras de peces obtenidas el 14 de Enero en Rio Negro, a través del análisis bacteriológico y micológico que realizo el Instituto de Ictiología de la Facultad de Veterinarias de la UNNE, se desprende que el factor desencadenante de la mortandad de los mismos fue el cambio de las condiciones del bienestar de los peces: las altas temperaturas, las elevadas concentraciones de nutrientes y la alteración del oxígeno en el agua.


RECOMENDACIÓN
Principalmente lo que la ciudadanía debe entender es que los peces se descomponen rápidamente por lo que se debe abstener de consumir ejemplares moribundos o de fácil captura, o que a simple vista presenten algunos de los síntomas enunciados, ya que se corre un grave riesgo para la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *