Examen toxicológico para policías y funcionarios: para luchar contra las drogas hay que empezar por casa

Con esta iniciativa estamos hablando de tolerancia cero para el consumo de drogas. El control será obligatorio, y si da positivo, el funcionario será separado definitivamente del cargo.

No se puede poner en riesgo la seguridad de la población: un hombre con un arma no puede tener un miligramo de droga en su organismo, y la situación de los funcionarios públicos y diputados es igualmente delicada, y su responsabilidad aún mayor, por lo que se invitará al Poder Legislativo a adherir a la obligatoriedad de realizar controles toxicológicos a sus integrantes: cualquier rastro de estupefacientes en la sangre será duramente sancionado.

Aplaudimos los proyectos de ley que el gobernador Domingo Peppo elevó a la Cámara de Diputados para reafirmar el trabajo que lleva adelante el Ejecutivo en la prevención, concientización, y atención en consumo problemático. Debemos ser ejemplos en la lucha contra este flagelo.

Se trata de dos iniciativas legislativas para “empezar por casa”. La propuesta busca establecer control en quienes son agentes de seguridad pública y en funcionarios del rango de ministros, secretarios, subsecretarios del Poder Ejecutivo Provincial y miembros de los directorios de los entes autárquicos y descentralizados.

Consideramos que debemos someternos a este control porque tenemos muchas responsabilidades como funcionarios en la definición de políticas públicas o en la toma de decisiones que afectan directamente a la población. Somos los primeros que debemos dar el ejemplo a la sociedad en este debate y problemática que afecta a todos los estratos sociales.

Es importante que los agentes de la policía también se realicen controles, debido a que son los que ejercen la fuerza pública y deben estar lúcidos en su labor. Así, el Chaco será ejemplo de calidad institucional.

La identidad y privacidad de los exámenes será resguardada, con opción a una contraprueba si el resultado es positivo; el Poder Ejecutivo dispondrá las herramientas necesarias para el tratamiento curativo para la desintoxicación.

Estas propuestas legislativas se enmarcan en las acciones que llevamos adelante desde la Unidad de Consumo Problemático, área coordinada por nuestra Secretaría General de Gobierno que involucra la participación de distintos estamentos de gobierno para trabajar en la temática.

Las adicciones son un problema de salud y deben ser tratados como tal, pero sabemos también que es una cuestión transversal, que nos debe involucrar a todos tanto Estado como sociedad para poder prevenirlas.

Desde esta área, en articulación con IPAP, ya se iniciaron procesos de capacitación sobre consumo problemático en distintas localidades destinados a agentes públicos de la administración provincial, empleados municipales, fuerzas de seguridad y la comunidad en general. Este trabajo implica un fuerte compromiso de las distintas áreas del Gobierno y de la sociedad, para trabajar en conjunto en la prevención y luego en la atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *